Cometa Fenix 400
 
Desarme paso a paso  para su mantenimiento
- Por Killo - Concurso 2005




Killo nos trae este excelente artículo que describe paso a paso el esarme de la cometa Fénix 400.


Saludos compañeros.
Aprovechando que he desarmado mi Fénix para hacerle un pequeño mantenimiento, a continuación os presento una ristra de fotografías a modo de “guía para desarme”.

Lamento el no haber realizado alguna foto más detallada, o un mayor número de ellas para ser más explicito, pero el presentar esta “guía” ha sido una currencia posterior, por lo cual en un principio sólo tomé las fotos más representativas. No obstante, como todos estamos más o menos relacionados con las piezas básicas que componen nuestras carabinas, espero que sea de provecho para todo el mundo, o al menos para todo el que tenga una Fénix.

Vamos allá:

En primer lugar una vista del arma para aquel que no la conozca, aunque en este caso la presento sin sus miras abiertas y una bocacha (no original) como extra.


Foto 01


Lo primero será separar “la mecánica” de su soporte (la culata), para lo cual tendremos que quitar los tornillos que sujetan; la madera a la cámara de compresión (tornillos Nº 3 y Nº 4), y quitar también el tornillo Nº 1, el cual va roscado al arma sujetando a su vez la madera y el guardamontes. El guardamontes está sujeto también por el tornillo Nº 2, pero sólo a la madera, aunque es conveniente quitarlo también para poder trabajar más cómodo, sobre todo en el momento de volver a colocar el arma.


Foto 02


Foto 03


Separar el cañón del resto del arma es posible hacerlo sin desmontar el resorte, pues en estado de reposo, la biela que empuja el pistón y resorte está completamente en reposo, y una vez destornillado el tornillo que hace de eje en el cañón, es posible extraer la biela sin ningún problema.

En cambio para volver a colocarlo es mejor hacerlo antes de montar el resorte, pues tendremos más juego para ajustar el cañón en su sitio y colocar el tornillo que hace de eje.
Para separa el cañón del resto del arma, antes de quitar el tornillo que hace de eje, deberemos quitar otro tornillo más pequeño, que; hace de prisionero al tornillo eje, para evitar que éste se afloje y pueda existir holgura en el cañón.


Foto 04


Foto 05


Una vez extraído el cañón debemos tener mucho cuidado en no perder unas arandelas que lleva en sus laterales, a modo de “cojinetes” para el correcto deslizamiento del cañón al bascular sobre las paredes del arma, evitando un desgaste prematuro y rozamientos forzados.
Fíjense que éstas arandelas tienen su borde interior doblado en forma de chaflán para colocarlas de forma específica, por lo cual si las perdemos, difícilmente encontraremos otras igual, a no ser a través de un distribuidor de la marca.


Foto 06


Ahora ya tenemos la carabina desarmada es sus tres partes fundamentales, cámara de potencia, cañón y culata.


Foto 07


Aunque es posible seguir despiezando el cañón y la cámara de potencia más minuciosamente, por lo general la mayoría de las veces, la parte que más nos interesará desarmar será la cámara de potencia, por ser la parte que tiene las principales piezas de desgaste (resorte, y sello pistón), aunque en el cañón tenemos también una junta tórica, la cual es conveniente cambiar al menos cada dos cambios de resorte.
Por ahora no le toca cambio, así que sólo pongo la foto de la junta tórica, pero he de decir que no es difícil quitarla. Basta un destornillador fino de pala, e insertarlo por uno de los borde para levantar un poco la junta y posteriormente tirar de ella con unos alicates.


Foto 08


Pasamos pues a la extracción del resorte y pistón.
Digamos que el bloqueo del resorte dentro de la cámara de potencia, se efectúa mediante un pasador y otra. pieza a modo de tornillo.


Foto 09


El pasador está colocado en la parte más posterior de la cámara; de potencia por detrás del grupo disparador, y la pieza a modo de tornillo está roscada al grupo disparador justo delante de este.
Ésta pieza es también la que sujeta la culata a través del tornillo (T Nº 1) del; guardamontes.
Una vez desatornillada esta pieza, toda la fuerza del resorte descansa sobre el grupo disparador y éste a su vez sobre el pasador.


Foto 10


Es muy importante desmontar en este orden pues si quitamos primero el pasador, toda la fuerza la sostiene la pieza roscada, y es posible que en las últimas vueltas de roscas cuando estemos aflojando, el empuje del resorte nos pueda doblar dicha pieza y dañar “los filetes” (las aristas de la rosca), por lo que al intentar montar después no podamos hacerlo, y necesitemos de una pieza nueva.
Ya hemos quitado la pieza roscada, y ahora sacaremos el pasador empujando con un destornillador sobre él. La siguiente maniobra puede parecer complicada pero no lo es en absoluto. Colocaremos el arma en vertical apoyando su parte posterior sobre una superficie que nos permita hacer fuerza sobre ella. Recomiendo la tan socorrida guía telefónica (en la fotografía está tapada por un folio, para detallar mejor el arma).


Foto 11


Una vez desplazado el pasador, la fuerza del resorte recaerá sobre el destornillador, el cual sacaremos lentamente mientras empujamos la carabina contra la guía de teléfonos. Ya extraído el destornillador, iremos levantando poco a poco la carabina hasta liberar totalmente la fuerza que ejerce el resorte. Realmente no es mucha fuerza la que tenemos que hacer, y creo que cualquiera puede hacerlo sin necesidad de un compresor de resortes. Aunque tal vez, yo soy un poco burro, y quizás alguien lo necesite, pero creo que la mayoría no.
Hay que tener en cuenta que cuando comencemos a sacar el grupo disparador, la pletina que activa / desactiva el seguro no está sujeta al grupo,; y se soltará, pero no hay que alarmarse pues es muy fácil volver a colocarla en su sitio cuando vayamos a montarlo de nuevo.


Foto 12


Por orden de colocación irán saliendo las piezas: grupo disparador + pletina seguro, resorte, guía frontal resorte y pistón. Añadir que la guía trasera del resorte se encuentra inserta en el grupo disparador, o mejor dicho, es el grupo disparador el que se “inserta” en el bloque de la guía trasera.


Foto 13


Como en esta ocasión no tocaba más desarme que el elemental, en la fotografía se muestra guía y disparador “todo en uno”, así que al final añadiré un despiece completo de la carabina, para ver con más detalle algunos aspectos que no se aprecian en las fotos.
El grupo disparador, resorte y guía delantera salen con facilidad, pero el pistón está más atrapado por la acción compresora del sello-pistón, así que nos serviremos nuevamente del destornillador (como veis se necesitan pocas herramientas) para hacer tracción sobre él y poder extraerlo. Por supuesto que no traccionaréemos sobre el sello pues podemos dañarlo, así que lo haremos sobre la muesca que tiene el pistón para enganchar con el disparador.


Foto 14


Ya lo tenemos todo fuera; en la foto siguiente: pistón, resorte y guía delantera


Foto 15


La siguiente fotografía muestra una vista completa de la cámara de potencia desmontada:

 

Foto 16


Bien amigos, hasta aquí hemos recorrido la mitad del camino, que es desmontar. A continuación sustituiremos las piezas necesarias, engrasaremos orrectamente, y listos; para comenzar con la otra mitad del camino. La otra mitad, montar, es más fácil pues ya tenemos la experiencia del desmontaje, y seguro que a estas alturas le habremos perdido el miedo a quitar y poner tornillos. ¡Ojo!, una cosa es perder el miedo y otra cosa es perder el respeto, a ver si nos vamos creer que ya somos armeros, y vamos a tocar donde no debamos o no sepamos y al final tengamos que; visitar al armero con la carabina metida en una caja de cartón como si fuera un puzzle. En este tipo de carabina no creo que ocurra, pero en otros es posible que nos llevemos un susto.

Para el montaje, el orden más correcto o más cómodo a mi entender es el siguiente:


Primero colocaremos el pistón y seguidamente colocaremos el cañón. Para colocar el cañón, en primer lugar introduciremos la biela en la ranura de la cámara y con el pistón correctamente colocado para que después la biela pueda empujarlo sin problemas.

 

 Foto 17


A continuación colocaremos las arandelas que hacen de cojinetes entre el cañón y la cámara de potencia. Espero que,,, nadie las hayan perdido. (Ustedes me perdonarán no tener otra foto, pero así se ve más claro aunque sea foto repetida).


Foto 18

Con las arandelas bien colocadas, hacemos coincidir el cañón en su sitio para introducir el tornillo eje. Es importante apretar correctamente el tornillo eje; se apretará fuerte, pero no demasiado, pues de lo contrario estaremos cerrando la orquilla de la cámara de potencia, y forzando un rozamiento innecesario. Además habrá que apretarlo hasta un punto en el que la cabeza del tornillo nos permita introducir el tornillo prisionero. En la siguiente foto se aprecia la cabeza del tornillo eje, con sus muescas para “encajar” al tornillo prisionero.

 

Foto 19


Si os fijáis con detenimiento, veréis que; “éste” tornillo prisionero no está pavonado y que sólo tiene media cabeza de color negro. Está pintado con rotulador; obviamente no es el original. El motivo se debe a un momento de torpeza al aflojar el original en el cual jodí la muesca al usar un destornillador con la pala más fina. Por no levantarme para coger otro (el adecuado), al final tuve más trabajo pues tuve que cambiar el tornillo y de todos los tornillos que tenía en casa (métrica 3), todos tenían la cabeza ligeramente más grande y no entraban en el agujero, así que tuve que rebajarlo (no es muy difícil: se coge el tornillo en el taladro –mejor ponerle un par de tuercas para no joder la rosca- y el taladro se coge en un tornillo de banco -hay quien lo llama torno- o algún sitio donde quede fijo, y mientras gira, lo rebajas con una lima; después lo cortas al largo correcto). Lo explico por si alguien mete la pata igual que yo, pues que lo soluciones igual que yo (si quiere, claro).
Bien, seguimos montando. Por orden de colocación, ya tenemos el pistón dentro y le siguen guía frontal, resorte y guía trasera con su disparador incluido. Ahora debemos tener en cuenta que la pletina que activa / desactiva el seguro, tendremos que sujetarla a la vez que introducimos el grupo disparador. Cuando desmontamos esta pieza (en verdad ella se desmonta sola) no nos da tiempo de fijarnos en una pequeña pletina que tiene el disparador y que debe de ir colocada dentro de una muesca en la pletina del seguro. Si no se coloca de forma correcta, el arma no amartillará.

A través de un círculo rojo en la fotografía intento detallar más claramente de que muesca y pletina se trata, pero casi con toda seguridad, cuando tengáis ésas piezas en la mano, veréis que no es complicado y se puede hacer fácilmente.


Foto 20


Ya tenemos todo dentro de la cámara y sólo falta fijarlo. Volvemos a coger la guía telefónica, ponemos el arma en vertical y ejercemos presión hasta que todo quede más o menos en su sitio y nos coincida el agujero del pasador para poder meter el destornillador (la operación inversa al desmontaje).

 

Foto 21


Vale, vale, no pasa nada. Seguro que no ha sido tanta fuerza. Nos relajamos, cogemos aire y tranquilos que el destornillador no se va a escapar.


A continuación sacamos el destornillador pero sólo hasta la mitad.

Foto 22


Esto nos permitirá hacer un poco de palanca para hacer coincidir el agujero del pasador.

 

Foto 23


y poder introducir el pasador. Aunque sólo hayamos metido 1 cm el pasador, ya es suficiente para retirar el destornillador y que todas las piezas queden sujetas sin peligro de escaparse, pero siempre evitaremos mirar de frente la salida del resorte, vaya que tengamos que acordarnos de Murphy. El resto de pasador podemos introducirlo con unos suaves golpecito de martillo, y siempre apoyando la carabina (la zona donde golpeemos) sobre la guía de teléfonos (que buena herramienta para los amantes del aire comprimido).
Terminado de colocar el pasador en su sitio, ahora podremos enroscar la pieza que terminará de ajustar el grupo disparador, para que no sufra holguras con la presión del resorte al cargar el arma, y sigamos disfrutando del correcto y agradable funcionamiento del disparador de nuestra Fénix.


Foto 24


Por último, sólo queda montar la culata, lo cual no presenta complicación alguna, pero valga la recomendación, de que al montarla y apretar los tornillos, lo hagamos poco a poco y haciendo varias pasadas por cada tornillo. No es conveniente apretar un tornillo a tope, luego otro, otro,otro,,,,; mejor es ir despacito y con buena letra para que la madera no se vicie y todo el conjunto quede compacto.
Pues bien amigos, como veis no es difícil y deseo que os haya sido de utilidad, y si tenéis algún tipo de pregunta o algo que queráis comentar, no dudéis en poneros en contacto conmigo, que ya os responderé cuando me de la gana.
(Sabéis que es broma).

¡Ah! se me olvidaba una última foto. Ya que la habéis visto en paños menores, ahora os la enseño con sus mejores galas “vistiendo” un Hawke Varmint II; 4-16 x 44 AO Mil-Dot; sobre monturas Hawke.

Foto 25


ANEXO: Despiece Cometa Fénix 400:



VOLVER AL INICIO