Suidos_FT  27/01/2007

CROSMAN 2250 XT.


Comenzando.

                                                            Hasta el momento nunca había tenido experiencias con armas de Co2. Toda esa parafernalia de pistolas, revólveres o rifles siempre me habían parecido unos cacharrillos de niños sin demasiadas pretensiones. Hace un par de meses pensé que quizás había que cambiar esa mentalidad cerrada y basada en prejuicios sin fundamentos y darse el lujo de tener algo en Co2 tal y como en su momento tuve mis experiencias con el bombeo (véase la review de la 2100C). Como aficionados que somos al aire comprimido, y muy curiosos, vamos quemando etapas. Ahora ando en el comienzo de la etapa Co2.


La elección.

Todos sabéis que cuando uno busca una carabina para comprar, la elección se puede ser difícil. Las dudas que genera la compra hacen ir de cabeza a muchos los usuarios de aire comprimido. Si investigáis un poco en el ámbito del Co2 podréis ver que hay cientos de carabinas disponibles (aunque no muchas disponibles en España). La cuestión es, acotar el tipo de carabina a las necesidades de cada uno. Mis requerimientos básicos a la hora de comprar mi primera carabina de Co2 eran:

Calibre 5.5.


Peso contenido.

Fácil de mantener.

Perdurable en el tiempo.

Con potencia suficiente.

Con gran autonomía.

Corta en longitud.

Tuenable.

Que fuese carabina.

Con óptica a poder ser.


Seguro que hay muchas opciones que se ajustan a estos requerimientos pero el conocimiento de la fama del fabricante y por supuesto el precio de salida me decanto de nuevo por los productos Crosman. La suerte estaba echada: CROSMAN 2250 XT.

Llegando.

La compra una vez más se ha realizado en USA. Los servicios comerciales que ofrece este país son geniales y otra vez más la conducta de la web de compra es intachable (hasta el momento). Ha sido la primera vez que he comprado una carabina fuera de la UE. En un futuro cercano (aparentemente) esta carabina se podrá comprar en España pero, a un precio diferente al que se pueda consultar en comercios norteamericanos. Antes de comprar has de evaluar bien los pros y los contras sobre “donde” se realiza la compra y, actúa según tus principios.

En casa.

Dos semanas después aquí estaba. Perfectamente envuelta y protegida. La caja de transporte es la habitual en Crosman con las siguientes características y contenido:

Colores chillones para deleite de los jóvenes y dar una imagen mejor de la que tienen.

Presillas de poliespan para las cachas y cañón evitando así el cimbreo que se pueda dar en los viajes.

El propio rifle.

El visor 4x32 de la marca Crosman.

Sin botella de Co2 (en los viajes transoceánicos el Co2 “is removed”).

Presilla del gatillo (ver articulo de la Crosman 2100C).

Funda de neopreno para el depósito de Co2.

La carabina viene completamente desnuda sin plásticos o espuma que la recubra. Solo con las presillas. El visor esta acolchado un pelín más.

El visor.




Se trata de un visor con la denominación Crosman. Su construcción es auténticamente China sin disimular sus orígenes. Es de 4 aumentos fijos con un diámetro de lente-campana-delantera de 32mm (de ahí que se denomine 4x32). Sus torretas no son de tipo sniper. Es decir no se pueden graduar con los dedos de manera rápida sino que se necesita una herramienta como una moneda o un destornillador. Su retícula es la habitual en rifles de caza: duplex.

Incluye unas monturas de mala calidad pero son suficientes para soportar el mínimo retroceso de un rifle de Co2. El paralaje esta ajustado sobre los 20 m más o menos.

No puedo añadir más datos sobre este visor a nivel técnico u objetivo. Solo puedo añadir que tengo un 4x32 Gamo Vampir y, este visorcito marca “Crosman” tiene pinta de haber salido de la misma fábrica en China pero con un puntillo extra de calidad. ¿Puede que sea porque este rifle esta destinado para el mercado norteamericano que es algo más exigente? Personalmente creo que este visor se queda corto para cualquier carabina de aire y hay que pensar en su sustitución pero, si no se dispone de más presupuesto puede cumplir perfectamente sobre esta carabina.


Sacando a la luz.


“¡Jo que poco pesa!. ¡Menudo juguetillo!. Esas son las exclamaciones más comunes que se pueden escuchar cuando se muestra en público. La verdad es que la carabina tiene una apariencia tremenda: comúnmente se podría decir que hace ojo. ¿Tirará tan bien como buena pinta hace? (te preguntas mientras la observas en los detalles). Esta completamente aceitada por los 4 costados. Parece un trozo de metal bañado en aceite para armas. ¡Nunca había visto tanto aceite en un arma nueva!. Su aspecto es imponente y a su vez diferente (otra de aire táctico más a la colección) pero un análisis cercano a los materiales nos descubre tal y como es a simple vista:

Pavonados

Horrible. Yo diría que se trata de una mezcla entre pavonado cutre y pintura a brocha (por exagerar). De todas maneras es el habitual entre estas armas tan baratas que fabrica la casa Crosman. Nada nuevo.

Culata

Plástico duro. Aunque sea duro parece frágil a los golpes. Esta rayada en su final para facilitar el agarre al hombro pero, como todas las carabinas baratas carece de butt-pad o comúnmente conocida como cantonera.

Elementos de puntería

Posee una mira delantera fosforito para su uso con miras abiertas pero lo curioso del caso es que carece de ajuste trasero y, por lo tanto solo tiene un aporte visual.

Cañón

Tiene el cañón de 11mm fuertemente unido a la acción. Además posee un 8 de sujeción entre el pasamanos y el cañón creando confianza al tirador.

Acción

La acción esta mecanizada con un carril de 11mm en su parte superior. Además cuenta con un mini cerrojo con la función de amartillar y empujar el balín al puerto de transferencia.

Propelente

Por detrás se observa el puerto en rosca para enroscar el propelente de Co2. En este caso botellas de 88 gr.


En definitiva, y para que nadie se lleve a desencanto: un autentico hierro, pero un buen hierro.


Ready.

En menos de 2 horas me hice con 2 botellines de 88 gr. de Co2. Tarde unos días hasta poderlos usar. En la publicidad se esta carabina se dice que con un solo botellón se llega a tirar por encima de 200 balines. Era cuestión de probarlo. ¿No?.

Como la carabina en si, no presume de potencia y, por tanto, lo lógico era pensar que los balines más adecuados debían ser de 14 grains o si se pudiese, incluso mejor, de menor peso. En realidad comencé a manejar con los Gamo Hunter ya que los tengo para estas ocasiones y para rifles inoperantes (usar balín barato que no agrupa un carajo en la mayoría de rifles). Una vez más me demostró todas sus virtudes este balín:

  1. No agrupa un carajo.

  2. Para solo 15 grains tiene tendencia a salir lento en todos los cañones (¿será por el estriado?, pero eso es tema para otro capítulo).


Rápidamente me di cuenta de mi error y corregí sobre la marcha. En realidad solo tire una docena de tiros con el plomo made in Spain. Abrí una lata de HN FTT conté 200 balines y me fui para el campo de tiro.

Sin cronografiar ni nada el cacharro me dispuse a centrarlo en la galería de 25m casi a pulso. Conclusiones previas:

  1. ¡Que diferencia de balín! Usen balines de calidad, por favor.

  2. ¿Agrupo yo o, es el pollo con la 9mm de al lado?.

Esto prometía.


Con calma.


Después de las primeras emociones te das cuenta de que a lo tonto te has ventilado 200 balines y la cosa continua. La máquina sigue expulsando balines.

Definitivamente debía agotar la primera botellita de 88 gr. y poner la segunda para probar el aparato en condiciones iniciales de máximo propelente

Condiciones de la prueba:

Visor: Leapers 3-9x50 IR AO TS

Monturas: Altas bipieza.

Viento : 0 k/m.

Hora: 7 tarde.

Distancia: entre 20 y 25 m.

Balín: JSB EXACT Jumbo.

Temperatura: -3Cº (pleno invierno aragonés).

Alternativamente fui cronografiando diferentes tiros para comprobar la consistencia a pesar de la temperatura (cronografiar 200 tiros es una locura). La tabla fue de:

Velocidad

Peso balín

Energía

144.50

1.04

10.86

143.80

1.04

10.75

144.00

1.04

10.78

146.10

1.04

11.10

145.00

1.04

10.93

Se puede observar que la energía supero sesgadamente los 11 julios de potencia en boca de cañón. Algunos de vosotros pensareis: vaya tontería de carabina que ni tiene fuerza ni nada. Sí, tenéis razón pero a 25 m agujerea la cara a una lata de cerveza y centrada a esos 25 m tiene una caída de 3 dots y pico a los 50 . Ahí queda eso.Las agrupaciones que he podido conseguir con esa temperatura y bajo la losa de los defectillos de la carabina son más que aceptables. De hecho tengo agrupaciones a distancias más lejanas pero no fotografiadas. Os puedo dar palabra que con una temperatura ambiente de 15ºC la carabina agrupa en BR con esa munición sobre los 3 cm a 35m. Y que las latas a 50 m no ofrecen ningún tipo de reto. Algo casi increíble pero cierto.

Técnicamente.

Esta carabina a pesar que hace “ojo” no es un portento técnico de última generación.

La culata y el pasamanos

Es todo de plástico, y como he comentado con anterioridad, la culata a pesar de un material muy duro parece que en cualquier golpe se puede astillar. El pasamanos tiene la forma adecuada para los dedos de la mano directora. Tiene ausencia de cantonera (ni ventilada ni nada) y por lo tanto tiende a escaparse del hombro. Solo está rayada para evitar que se escape (por lo menos un detallito). Para mi resulta cómoda pero para una persona muy espigada puede que se quede corta.

El cañón

El cañón es de 11mm. El habitual en Crosman. Esta unido a la acción duramente y tiene una pieza en ocho que lo termina de unir al cuerpo de la carabina. Os puedo asegurar que no se mueve a pesar de los golpes (yo aun la tengo sin funday viaja en el maletero envuelta en un maxi-trapo. Está rebajado boca y tiene una corona pero, si te fijas en el detalle se puede observar todo tipo de marcas del mecanizado. En la línea de Crosman. En la boca de cañón tenemos una mira fosforito que solo hace bonito al carecer de mira trasera. Curioso y que Crosman debería mejorar con urgencia ya que las alzas traseras de una 2240 deben valer un cuarto de dólar.



La acción

Se trata de un trozo de acero mecanizado y simplemente cumple en lo que se refiere a la calidad. Se trata de la típica caja de la omnipresente 2240. Tiene un cerrojito que va muy suave y que es suficiente para mover el mecanismo de carga. A través de la misma acción se descubre el empujador del balín de material de latón que esta coronado con un elastómero que sirve para aguantar la presión en el momento de insuflar el Co2 al balín posicionado en el puerto de transferencia. En el manual de Crosman recomiendan que cada 100 tiros se lubrique con aceite “Crosman” toda la acción para evitar el desgaste que produce el Co2 a los elastómeros.

¡Ojo!, al realizar la carga del balín si no queremos deformarlo. El balín no entra directamente en el puerto de transferencia. Roza con la propia acción que tiene en la carga unos bordes afilados que pueden dañar el balín. Aconsejo que se introduzca con los dedos minuciosamente y una vez que este bailando en el puerto de transferencia se empuje suavemente con el empujador del cerrojo. La carga, en definitiva, es algo tediosa por su dificultad y cuidado, pero no porque no quepan los dedos del más rudo de los tiradores.

Solo un apunte más al respecto. Tiene un carril de 11mm generoso para incluir cualquier tipo de óptica y como podéis ver observar en las fotos se trata de una carabina monotiro sin posibilidad (aparente) de ponerle algún tipo de cargador que la convierta en multidisparo.

El gatillo

Lo peor con diferencia de esta carabina. Se trata de un trozo de latón con poca superficie de contacto y muy muy muy muy muy duro. Vamos con muy poca gracia y que necesita un retoque de manera urgente. Esta pieza es la que hace que con esta carabina no se pueda agrupar mejor. Para que se hagan una idea, la fuerza de superación del arrastre monoetapa es del orden a los gatillos GAMO de los 80. Por favor mejoren esta importantísima pieza. Solo cabe destacar que dentro de su sencillez tiene una trabilla de seguro voluntario uso para evitar accidentes. Es una tontería pero a la seguridad le doy mucha importancia.

 El propelente

El gas que usa es Co2 en cartuchos de 88gr. Estos cartuchos se pueden comprar en cualquier armería puesta en aire. Son caros, pero dan una cadencia de disparos que sin ser alucinante se puede decir que es adecuada. Sería ideal tener un adaptador para el uso de botellitas de 12 gr. que son bastante mas baratas. Pero, este adaptador se ha de solicitar a un tornero especializado.

Estas botellitas se enroscan por detrás de la acción. Cuando las enrosquéis hacerlo rápidamente y sin titubear ya que la botella se perfora de inmediato y el gas se escapa por el sangrador. Si lo hacéis rápido no perderéis mucho gas. Como he comentado con anterioridad cada botella de 88 gr. dura más de 200 tiros, pero a partir del 200 justamente (no sabría decir cuando exactamente) la velocidad baja bruscamente (comprobado con Chrony). Si te dedicas al tiro y a divertirte, no te tiene que preocupar la caída de velocidad, pero si te lo tomas muy enserio todo lo relacionado con el tiro deberás cambiar la botella ipso-facto cada 200 disparos o antes.

El gas se desplaza desde la unidad trasera al interior del mecanismos y válvula por el exterior de la carabina. Esto es una gran ventaja ya que el Co2 llega completamente expandido en forma de gas ofreciendo toda sus cualidades. Además se ve afectado de una manera directa por la temperatura ambiente que, teniendo en cuenta que vivimos en un país calido nos ofrecerá pues grandes sensaciones.

Un poco de tunnig

Sí. Esta carabina necesita tunning urgente. Para mí hay dos tipos de tunning:

  1. El de las mejoras básicas.

  2. El cambio de concepto.

En que consisten las mejoras básicas.

Muy sencillo, se trata de mejorar el gatillo o, silenciarla (aspecto que no había mencionado con anterioridad y, al respecto os he de comentar que suena bastante). Estas acciones son sencillas de hacer por una persona inexperta que no le guste ni tenga sitio para trastear. Es decir como yo. Al respecto del silenciador, con un adaptador ½ UNF y un moderador HW se logra el silencio absoluto. Si quieres empezar a tocar esta carabina te puedes logar al foro de Crosman donde encontrarás como hacer las mil y una perrerías a esta carabina.

El cambio de concepto.

Se trata de cambiar el tipo de propelente que usa esta carabina. Se trataría de sustituir el propelente Co2 por aire comprimido.

Para llevar a cabo esta operación se necesita las manos de un tornero. Su trabajo consiste en hacer una pieza intermedia entre la botella de aire y, la rosca actual donde se enrosca el botellón de 88 gr. Una vez conseguida esta pieza el trabajo siguiente consiste en obtener una botella de aire comprimido con una reguladora o preset.


¿Por qué se necesita una reguladora intermedia?

Pues esta carabina está preparada y diseñada para soportar presiones de C02. Por tanto no puedes enroscarle directamente al sistema de válvulas de Co2 una botella a 200 BAR cuando raramente el Co2 trabaja por encima de los 80 BAR (me gustaría que se me corrigiese por algún experto en sistemas neumáticos o Co2 ya que soy un neófito en todo esto y simplemente resumo lo leído). La reguladora permitirá que la presión baje de 200 BAR a 70 BAR en la entrada de la carabina ofreciendo un sin fin de disparos regulados con una gran consistencia y aprovechando el aire al máximo de la botella elegida para montar.

Esta operación al margen de la dificultad de encontrar la pieza intermedia que se necesita tiene la seria dificultad de la compra de una botella lo suficientemente pequeña con reguladora (o con reguladora a parte) y que no se tenga que destrozar la culata en el momento de enroscarla a la pieza trasera de la carabina. Las botellas con preset incluido o las botellas con reguladora intermedia a parte que hay en el mercado (ya sea español o americano) tienen un diámetro superior al botellín de Co2 de 88gr obligando a romper la culata de la carabina por su parte superior.

Otra opción es la sustitución completa del culatín por una botella grande de 0,8 litros más reguladora. La carabina se asemejaría a un TALON de Airforce donde la botella realiza también la función de culata. Pero, siempre hay un pero, con el problema de que se le añadiría un enorme peso trasero a la carabina destrozando su virtud de ligereza y equilibrio.

Los elementos artesanales los podéis solicitar al Sr. Modesto Cordovilla ya que él es experto en el preparado de carabinas de Co2. En caso de duda os podéis poner en contacto con él de las formas habituales que están publicadas en las mayoría de los foros de aire comprimido.

Mis conclusiones

Se trata de una carabina prêt-à-porter. Es dura y eficaz con un precio ridículo. Sus funciones están muy limitadas siempre y cuando no pienses en pasarla a aire comprimido (PCP). Aun y todo, si la pasas a PCP y tengas que gastar algo de dinero tendrás un PCP por menos de 250 Euros. ¿Alguien ha visto un PCP más barato?. Yo no. Si lo llego a saber seguro que me la hubiera comprado antes que la Cometa Fénix 400 ya que es más práctica, silenciosa, ligera, precisa y tuneable. Creo que a esa F400 le llego la jubilación definitiva.

Datos del fabricante


AirSource 2250XT


The AirSource 2250 is a .22 caliber single shot bolt-action pellet rifle. The 2250 has a contemporary, lightweight design that delivers accurate and powerful performance for the target shooter who never tires. The 2250 comes with a 4x32 scope and shoots up to 550 feet per second.


Marco1


En la actualidad esta carabina no se puede comprar en España, o al menos por el momento

1 Esa prueba se realizo otro día con más temperatura ambiente y, por tanto la carabina obtendría algún julio más.

Edición HTML: Pedro_Madruga

VOLVER AL INICIO